Aspectos de desarrollo web para que tu e-commerce triunfe

Los hábitos de consumo de los españoles están cambiando mucho y muy rápido. Atrás han quedado las dudas y reticencias de comprar online, los e-commerce están en auge y cada vez son más los que se deciden a comprar en este tipo de tiendas.

El año 2014 ha cerrado con un aumento del 13,4% en ventas online con respecto al año anterior, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones, y las tendencias continúan a la alza cuando se habla de 2015, año en el que se prevé que el 33% de las compras realizadas por Internet se harán desde un dispositivo móvil.

Todos estos datos tan positivos llevan a muchos a creer que montar una tienda online es muy sencillo y que solo con crearla las ventas están aseguradas. Es precisamente ahora el momento de ser conscientes de la dificultad y el trabajo que conlleva crear un negocio de éxito, tanto online como físico, y que es muy importante tener en cuenta algunos factores para conseguir nuestros objetivos.

Lo más importante para que un e-commerce triunfe es ganarse la confianza de los consumidores. No solo se debe ofrecer un producto atractivo a un precio competitivo en una página que guste, atraiga y sea fácil de utilizar, también hay que conseguir que los compradores confíen en nosotros para realizar una compra online. Una de las mejores formas de conseguirlo es ofrecer un servicio de atención al cliente rápido y eficiente. El consumidor quiere conocer a las personas que están detrás de un negocio online, y obtener una respuesta con información útil y que resuelva las dudas o problemas del comprador ayuda mucho. Otros factores que contribuyen a la confianza son un plazo rápido de entrega del producto y la posibilidad de realizar devoluciones.

Pero antes de ganarse la confianza de los consumidores hay que crear el e-commerce y conseguir que comience a funcionar. Para ello hay que tener en cuenta algunos factores importantes.

Como ya hemos comentado anteriormente, una tienda online debe atraer y ser fácil de utilizar. Para ello hay que cuidar el diseño y la usabilidad de la página. No consideres una pérdida de tiempo aquel que se emplea en mejorar la navegación en tu e-commerce, ya que te reportará muchos beneficios. Es vital que la página sea intuitiva, que se puedan seleccionar fácilmente los productos y, sobre todo, que el proceso de compra sea rápido y sencillo.

El diseño debe ir más allá de la estética, es importante que se dé suficiente información sobre los productos que se venden e incluir llamadas a la acción. Recuerda que el texto de tu e-commerce es la mejor técnica de venta y uno de los mejores anuncios en los que promocionar tus productos. Y una vez que has conseguido la página perfecta, no te olvides de ella. Las tendencias en diseño y los gustos de los consumidores cambian mucho, por lo que debes de estar dispuesto  a hacer modificaciones periódicas para mantenerte actualizado.

Para los e-commerce no solo es importante su tienda y lo que se vende en ella, es muy importante también lo que sucede fuera de ella. En el mundo online esto significa Redes Sociales. Es imprescindible estar presentes en ellas para conocer a nuestros clientes y lo que éstos opinan de nuestros productos. Son un paso más en una buena atención al cliente, ya que las redes nos ofrecen una oportunidad única de estar en contacto con los compradores y responderles de forma rápida en un medio muy accesible.

Y por último, es muy importante no olvidar el marketing online. Para que un e-commerce tenga éxito debe de existir y tener buena visibilidad en Internet. No bastará con anuncios tradicionales, es necesario crear una estrategia de marketing adaptada a los nuevos tiempos que nos ayude a que todos sepan que nuestro negocio existe.

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
...

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!