Cómo crear una infografía efectiva

Las infografías se han convertido en una potente herramienta de marketing, son el modo perfecto de crear contenido de calidad que llega muy bien a los usuarios. Con un solo vistazo se obtiene mucha información que de otro modo puede que poca gente se molestara en leer. Vivimos en una época en que lo visual y  lo inmediato son conceptos muy importantes, y en una infografía se aprovechan los dos en una sola pieza de contenido. 

Pero igual que una infografía puede resultar muy efectiva y útil para dar visibilidad a nuestra marca también puede ser un completo fracaso si no se planifica y ejecuta de forma correcta. La línea que separa un gran éxito de un completo fracaso es muy fina, y son muchas las infografías que se quedan justo en la línea, en un término medio donde no se termina de conseguir la repercusión deseada. El éxito de una infografía depende en gran medida de la suerte y de que llegue en el momento adecuado, pero sin trabajo nunca llegará a tener éxito.

Es mucho el trabajo que hay detrás de una infografía, pero además debe de estar bien planificado y estructurado. Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de crear una infografía, varios puntos que pueden servir de guía a seguir cuando se desarrolle un trabajo de este tipo.

Elige el tema adecuado

Si quieres que tu infografía tenga éxito debe tratar sobre un tema de interés y que aporte información útil a los usuarios. No tiene sentido que pienses un tema para hacer una infografía por el mero hecho de hacerla, el proceso debe ser el contrario. Cuando tengas información interesante para compartir debes estudiar cuál es el mejor modo de presentársela a los usuarios, y solo se debe crear una infografía si ésta es la mejor opción.

Estructura bien los datos

Para plasmar información en una infografía es necesario estructurar todos los datos muy bien antes de comenzar con el diseño. Una infografía es síntesis, por lo que no se debe abusar de datos y texto, se debe elegir con cautela qué es lo más importante. Solo los datos relevantes deben aparecer en la infografía.

Elige un título atractivo

No empieces la casa por el tejado, deja la elección del título para el final. Solo cuando conozcas bien toda la información y cuando hayas decidido qué puntos vas a incluir en la infografía estarás en disposición de elegir un buen título que atraiga a los lectores.

Si el título es aburrido, los usuarios pensarán que tu infografía es aburrida. Si el título no es explicativo, la infografía puede pasar desapercibida. Si el título es demasiado largo, no resultará atractivo.

Elige un título atractivo y escueto para dar el primer paso hacia el éxito de tu infografía.

Crea un diseño claro

Una vez que se ha seleccionado la información a incluir es importante decidir el diseño de la infografía. El diseño debe ser atractivo y al mismo tiempo mostrar de forma clara todos los datos, no debemos caer en el error de dar más importancia al diseño que a lo realmente importante. Recuerda que el objetivo principal es facilitar información.

El diseño de la infografía debe estar relacionado con el tema del que trata, debe haber una homogeneidad entre la información y la forma en que se presenta. Solo de esta forma la infografía tendrá un sentido y permitirá al usuario recibir la información de forma adecuada.

Si quieres que tu infografía tenga sentido todos los datos deben estar relacionados, gracias a esta conexión la información fluirá de forma natural y será mucho más sencilla de entender.

Revisa el texto y el diseño

Una vez que has dado por finalizado el trabajo creativo, revisa bien el resultado. Una mirada crítica servirá para detectar errores tipográficos, faltas de ortografía o incoherencias a la hora de transmitir la información. No olvides revisar también el diseño y comprobar que todo está bien maquetado y que todas las imágenes encajan correctamente en su espacio.

En ocasiones es bueno mostrar el resultado a un miembro del equipo que no haya estado involucrado en el proceso de creación. Al acceder a los datos por primera vez detectará posibles fallos a la hora de transmitir el mensaje deseado.

Difunde y promociona la infografía

No vale con que publiques la infografía en tu página Web o en tu blog. Incluso la mejor de las infografías no tendrá ninguna relevancia si no te encargas de promocionarla y darle visibilidad. Una vez que la hayas publicado encárgate de que llega al mayor número de personas posible, compártela en las redes sociales y envíasela a todas las personas influyentes del sector que creas que estarán interesados en ella.

Otra forma de generar interés en tu infografía es crear otro tipo de contenido de tema relacionado. Los posts, presentaciones y vídeos serán un modo de despertar entre los usuarios interés en la información de tu infografía y te ayudarán a generar enlaces hacia ella.

Imagen: freepik.com

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
...

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!