Por qué necesito un blog de empresa

Una de las preguntas que más se hacen las pequeñas compañías y los emprendedores  es si deben o no tener un blog de empresa. La respuesta a esta pregunta debe ser siempre sí, a pesar de que dependiendo del sector y del tipo de clientes se deberá actualizar de diferente modo. Pero la clave del éxito reside en tener un blog y actualizarlo de la forma adecuada, ya que el simple hecho de tenerlo no nos ayudará en nada.

Empecemos por el principio. Contar con un blog en tu página Web es la mejor forma de poder ofrecer contenidos nuevos. ¿Y para qué me sirven los contenidos? Para mucho. Por un lado el blog puede servir de fuente de información para nuestros clientes y para aquellos que visitan nuestra página Web y por otro servirá para que Google encuentre contenido actualizado cada vez que visite nuestra página Web. Por todos es sabido que este buscador premia a las páginas que están actualizadas, pero resulta complicado actualizar el contenido de una página Web si no se cuenta con un blog.

Si nos centramos en el usuario, el blog es el vehículo perfecto para entrar en contacto con ellos. Las redes sociales son un buen medio para conversar, pero necesitamos un lugar al que remitirles cuando queramos profundizar en el mensaje o los contenidos que hemos compartido. Para lograr la confianza de los consumidores debemos hablar en nuestro blog sobre temas relacionados con el sector en el que trabajamos que demuestren que somos expertos y que sabemos de qué estamos hablando. La confianza se gana, dicen los expertos, gracias a un equilibrio adecuado entre las publicaciones en las que hablamos de nuestra propia marca y las publicaciones que hablan sobre el sector en general. La ley del 80/20 es muy efectiva, por cada 80 publicaciones generales que hagamos debemos hacer solo 20 que hablen exclusivamente de nuestro negocio.

Además debemos pensar en el blog como fuente de información, no solo como una plataforma en la que lanzar nuestro mensaje. Gracias al análisis de las visitas recibidas y al comportamiento e interacción que tienen los usuarios con cada uno de los posts que publiquemos nos pueden servir para saber más sobre nuestros clientes y sobre qué es lo que realmente les interesa y lo que piensan de nuestra empresa.

Si tenemos a Google en cuenta, la actualización de contenidos de calidad en nuestra Web que ofrezcan valor añadido y contenga una proporción adecuada de las palabras clave para las que más nos interesa posicionar nuestra Web veremos buenos resultados. En definitiva, el blog nos ayudará en nuestra estrategia SEO.

Para conseguir un blog relevante y de buena calidad además de la variedad de contenidos debemos tener en cuenta la frecuencia de publicación. La regularidad en las publicaciones es muy necesaria para generar confianza en los lectores, por lo que es recomendable contar con un calendario de publicaciones y cumplirlo en la medida de posible. Pero no olvides algo muy importante, es preferible no publicar en el día previsto si no se tiene el contenido adecuado que publicar un artículo de mala calidad solo por cumplir con el calendario.

Para lograr que los artículos de tu blog sean más atractivos debes pensar bien en cómo presentar la información que quieres compartir. En primer lugar debes cuidar mucho los textos, que siempre deben carecer de errores gramaticales o sintácticos. En segundo lugar no debes olvidar a tus lectores, por lo que debes adaptar tu tono y forma de escribir al lenguaje que ellos demanden. Y por último, incluye contenido diferente al texto. Los vídeos, infografías y fotografías servirán para apoyar tus teorías y ayudarán a que tus visitantes se sientan más atraídos por tu blog.

Imagen: freepik.com

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
...

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!